La familia, la propiedad privada y el amor

Hay discos y hay discos. De los discos, aquí, rápido y sin muchos miramientos, acuden a mi recuerdo Who’s Next de The Who, Hijo de la Luz y de la Sombra de Serrat, Guitarra Negra de Zitarrosa, The Queen is Dead de The Smiths, The Velvet Underground & Nico de The Velvet Underground, The Jazz Album de Royal Concertgebouw Orchestra/Dmitri Shostakovich, Transformer de Lou Reed, Gling-Gló de Björk Guðmundsdóttir & tríó Guðmundar Ingólfssonar, A Love Supreme de John Coltrane, Desire de Bob Dylan, Libertango de Astor Piazzolla, Fina Estampa de Caetano Veloso, Another Green World de Brian Eno, Songs of Leonard Cohen de Leonard Cohen… y podría seguir y seguir. En este momento estoy escuchando un feliz integrante de la lista de discos: Al final de este viaje, de Silvio Rodríguez, disco magistral de principio a fin, con clásicos entre clásicos como Canción del elegido, Ojalá, Óleo de mujer con sombrero. Hoy, hoy me gusta mucho este tema:

El derrumbe de un sueño / algo hallado pasando / resultabas ser tú. / Una esponja sin dueño / un silbido buscando / resultaba ser yo. La letra completa, en Cancioneros.

This entry was posted in bendita música and tagged , . Bookmark the permalink. Both comments and trackbacks are currently closed.