Parece fácil, pero no lo es


El 10, el mejor del mundo. Incomparable. También me ocurre que, viendo jugar a este Barça, no noto el pasar del tiempo. Cuando escucho “Y en este momento, el árbitro, el Sr. Fulano de Tal, acaba de señalar el final de la primera parte” despierto repentinamente de un ensueño, y no puedo creer que hayan pasado 45 minutos.

This entry was posted in gambetas and tagged . Bookmark the permalink. Both comments and trackbacks are currently closed.

5 Comments