Postales en Sepia: V (Final)

Por fin. Llegó. Dulce, como la miel, como tu fruta. Algunos de tus regalos se extraviaron en el vértigo de la vida; otros están desgastados por el uso que les he dado; otros están por ahí, donde los dejaste. Por fin, llegó. El olvido. Tu “nombre” persiste, es cierto, pero tu nombre finalmente se ha marchado. Y con tu nombre, ha partido también la inspiración sepia. Por fin llegó, por fin se fue. Adiós.

Postal anterior

This entry was posted in postales. Bookmark the permalink. Both comments and trackbacks are currently closed.