Instrucciones para Instrucciones

1. Nadie lee las instrucciones.
2. Toda excepción a (1) implica un desespero, una urgencia, una frustración. Las instrucciones, entonces, deben ser concisas, y organizadas de forma tal que el acceso a la información más importante resulte muy rápido e intuitivo.

This entry was posted in systems and tagged , , , . Bookmark the permalink. Both comments and trackbacks are currently closed.

4 Comments