Category Archives: postales

The Paradise of Thieves

The title comes from Chesterton’s short story. The ending, too: “Birmingham,” answered the actor, puffing a cigarette. “Didn’t I tell you I was a Futurist? I really do believe in those things if I believe in anything. Change, bustle and new things every morning. I am going to Manchester, Liverpool, Leeds, Hull, Huddersfield, Glasgow, Chicago–in […]

Also posted in literatura | Tagged , | Comments closed

La Couturière

Ceci est un post que je voulais écrire il y a quelques semaines mais comme je l’ai déjà dit dans un précédent article, j’étais occupé. Je avais auparavant écrit sur mon fixation de trouver le contexte auquel il appartenait cette image d’une femme à coudre. Plus spécifiquement, je me demandais si elle appartenait à un […]

Also posted in gambetas | Tagged , , | Comments closed

Postales en Sepia: V (Final)

Por fin. Llegó. Dulce, como la miel, como tu fruta. Algunos de tus regalos se extraviaron en el vértigo de la vida; otros están desgastados por el uso que les he dado; otros están por ahí, donde los dejaste. Por fin, llegó. El olvido. Tu “nombre” persiste, es cierto, pero tu nombre finalmente se ha […]

Posted in postales | Comments closed

Postales en Sepia: IV

A veces los “¿Y si…?” me atacan sin clemencia. Quizás “si…” no te habría perdido, y no me habrías perdido. Una decisión equivocada, una emoción que no pudo reprimirse, una palabra inoportuna, una mirada indiscreta, una ausencia. ¿Y si aquella noche yo…?. ¿Y si hubiese renunciado a mi orgullo para decir que te extrañaba?. ¿Y […]

Posted in postales | Comments closed

Postales en Sepia: III

Hoy, cuando te vi y fingiste no verme, supe que habías aprendido a odiarme. No fue de olvido o indiferencia de lo que habló tu cuello. Sólo los ojos que odian piensan en la excusa de la nada y del todo suspendido entre los transeúntes sobre la acera. Está bien. Así puedes recordarme sin que […]

Posted in postales | Comments closed

Postales en Sepia: II

No la amo, es sólo que me gusta escucharla todas las horas que ella quiera. Tampoco es que me parezca linda, pero me siento cómodo en su cintura. Es decir, el problema es mío, y por suerte, ella no se entera. Me duele la garganta si no quiebro el silencio con su nombre. Ya no […]

Posted in postales | Tagged , | Comments closed

Postales en Sepia: I

Ayer la vi. Aunque estaba de espaldas, supe que era ella. La reconocí por la lista de nombres mal escritos y mal borrados de su corazón, por las muchas historias inconclusas en las que se había inscrito, y por el tatuaje que alguna vez me prometió no hacerse. Quise llamarla, sustraerla por unos minutos del […]

Posted in postales | Comments closed